SOY CANARICULTOR
BIENVENIDOS AL FORO TE INVITAMOS A QUE FORMES PARTE DE EL!!!!
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LA CRÍA CON NODRIZA
Sáb Oct 18, 2014 2:52 pm por Soycanaricultor

» LOS CUIDADOS DEL JILGUERO
Sáb Oct 18, 2014 2:34 pm por Soycanaricultor

» Presentacion
Miér Sep 24, 2014 1:07 pm por Soycanaricultor

» CAMPEONATO ARGENTINO DE CANARICULTURA 2014
Sáb Jul 19, 2014 9:57 am por Soycanaricultor

» COMO HACER UN COMEDERO PARA PÁJAROS SILVESTRES
Sáb Jul 19, 2014 9:19 am por Soycanaricultor

» BAÑO PARA DESPARASITAR Y AUMENTAR EL BRILLO EN LAS PLUMAS
Sáb Jul 19, 2014 9:03 am por Soycanaricultor

» CROSSING OVER
Miér Ago 28, 2013 9:53 pm por Soycanaricultor

»  INICIACIÓN A LA CANARICULTURA
Miér Ago 28, 2013 11:14 am por Soycanaricultor

» EL CANARIO DE COLOR:GENERALIDADES
Miér Ago 28, 2013 11:07 am por Soycanaricultor

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Octubre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Mejores posteadores
Soycanaricultor (364)
 
pablo hernandez (2)
 
MANU3933 (1)
 
ricardo dingianna (1)
 
perales ruben (1)
 
Carlos A. Schwab (1)
 
criaderomarile (1)
 
Pablo f (1)
 
Pedro mendez (1)
 
CHANCLA (1)
 

Los posteadores más activos del mes

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Sáb Jul 27, 2013 8:45 am.
Estadísticas
Tenemos 47 miembros registrados.
El último usuario registrado es markitos_b

Nuestros miembros han publicado un total de 375 mensajes en 363 argumentos.
Sondeo

QUE AVES PREFERÍS?

33% 33% [ 2 ]
17% 17% [ 1 ]
33% 33% [ 2 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]
17% 17% [ 1 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 6


CONTROL Y ANILLADO, CRECIMIENTO DE PICHONES, PRIMERA MUDA, PRECAUCIONES Y DETERMINACIÓN DEL SEXO

Ir abajo

CONTROL Y ANILLADO, CRECIMIENTO DE PICHONES, PRIMERA MUDA, PRECAUCIONES Y DETERMINACIÓN DEL SEXO

Mensaje  Soycanaricultor el Jue Ago 08, 2013 10:04 pm

En aras del progreso de la canaricultura, es absolutamente necesario el control y registro de los productos obtenidos, únicamente posible mediante la práctica del anillado.

Sin este requisito no podría de ningún modo existir el pedigree o garantía oficial de la pureza de un ejemplar o una raza, ni serían posibles los concursos ni los certámenes de las diferentes variedades, en los cuales cada individuo es presentado con su correspondiente anillo, como verdadero "documento de identidad".

Los anillos oficiales de control son metálicas y cerradas, y se introducen en la pata del pájaro a los cinco o seis días de vida, de forma que, al crecer éste, se imposibilita la salida de aquélla, acompañando al animal durante el resto de su vida.

Los anillos llevan grabado un número de orden registrado a nombre del criador en la sociedad a la que pertenezca, junto con las siglas de la misma entidad y el año correspondiente al nacimiento del canario.  De esta manera, gracias a la anilla puede saberse la edad de cada ejemplar.

Por lo tanto, lo primero que debe hacer un aficionado que desee dedicarse a la cría de buenos ejemplares, es afiliarse a una asociación de canaricultura, donde podrá obtener las anillas oficiales correspondientes.

Una vez los pichones anillados, se tomará nota en una ficha de cría de los números de orden empleados, para poder llevar un control lo más perfecto posible.

Además de los anillos cerrados oficiales, existen otros abiertos de distintos colores, que pueden colocarse en, cualquier momento, y suelen emplearse para distinguir con rapidez en una pajarera los machos de las hembras, los descendientes de una misma pareja, y otras circunstancias propias de la canaricultura.

CRECIMIENTO DE LOS PICHONES

    Si los padres son buenos criadores, el crecimiento de los pichones no ofrece problemas y se efectúa prontamente.

A los cinco días del nacimiento, o sea en el momento del anillado, ya aparecen los primeros cañones y se abren los ojos.

Casi inmediatamente después de la eclosión, los pichones empiezan a piar débilmente, solicitando de sus padres el alimento que precisan para su sustento, pero a los cinco o seis días este piar se fortalece y e s casi constante mientras los pichones tienen hambre.

Desde este momento el crecimiento de los pichones le acelera enormemente.

A los diez días, los pichones aparecen casi completamente recubiertos de plumas y empiezan a mostrarse temerosos, refugiándose rápidamente dentro del nidal al advertir la presencia de algún intruso; a los quince días ya están en condiciones de abandonar el nido y seguir a sus progenitores en busca de alimento.

A partir de este instante la madre se siente inquieta y pretende abandonar a sus hijos ya que la molestan demasiado, pues presiente la inminencia de una nueva puesta y, por lo tanto, la precisión de volver a nidificar.

En estos. instantes críticos, en que la madre se desentiende de sus crías, es el macho el que asume él trabajo de cebar incansablemente a los pichones y atender a la vez a las necesidades de la hembra.

Algunos criadores separan el macho de la hembra después de la fecundación, dejando a ella el cuidado exclusivo de los huevos y más tarde de los pichones.  Sin embargo, este sistema es muy arriesgado, ya que al faltar el macho los polluelos pueden verse abandonados y perecer por inanición,pues aunque luego se encierre al macho con ellos, casi siempre es ya tarde.  Y a lo mejor, el macho se niega a darles de comer al no reconocer a sus hijos.

A los veinte días, los pichones picotean ya la pasta blanda, pero aún no saben tragarla y menos partirla.

De los veintidós a los veinticinco días, los pichones van alimentándose por sí mismos; incluso picotean la lechuga y otros nutrientes verdes, y aunque no consiguen hacer lo mismo con el grano duro, es conveniente suministrarles alguno, sobre todo nabina remojada e hinchada, que comen con relativa facilidad.

De los veinticinco a los treinta días habrá llegado el momento de la separación de los padres, o unos días antes si la hembra empieza la puesta y ya ha sido fecundada; los pichones irán a una jaula. aparte con el macho, que los acabará de criar.

En tanto la hembra continúa sola incubando los embriones de sus nuevos hijos, los pichones pueden permanecer apartados con el padre hasta que puedan partir el alpiste por sí mismos; si se apartan cuando sólo pueden comer la pasta blanda, pueden indigestarse al no variarles la alimentación.

Cuando definitivamente se separa a los pichones de sus padres, conviene trasladarlos a una jaula espaciosa para que hagan el necesario ejercicio para su completo desarrollo.

La primera muda

Tras las primeras dificultades, al encontrarse los jóvenes separados de sus padres y tener que luchar ellos solos por la vida, los canarios suelen desarrollarse sin dificultad, hasta que a los dos meses de edad cambian las primeras plumas.

La muda no es ninguna, enfermedad, pero sí un período en el que el pájaro se debilita al consumir grandes cantidades de reservas nutritivas necesarias para la formación de las nuevas plumas, que principalmente se componen de escieroproteína o queratina y diversos pigmentos o lipocromos.

La debilidad fisiológica que entraña; la primera muda no tienen gran importancia y todos los leves trastornos ocasionados a los pichones por aquélla desaparecen con el replume; no obstante, conviene adoptar algunas precauciones para evitar ciertas enfermedades infecciosas que podrían presentarse al disminuir la resistencia natural a las mismas, y para que el nuevo plumaje aparezca con la máxima brillantez.

Precauciones aconsejables en la primera muda

Es conveniente administrar a dosis moderadas vitamina C, o ácido ascórbico, que aumenta la resistencia natural a las infecciones; puede suministrarse como producto farmacéutico a dosis reducidas, o mediante frutas ricas en esta vitamina como son los frutos cítricos, naranja y limón, y el tomate, todas ellas muy del gusto de los canarios.

La muda se efectúa con mayor rapidez si se dispone de espacio suficiente para que vuele el pájaro, o al menos para realizar abundante ejercicio; por esto es oportuno alojar a los pichones, en los primeros meses de vida, en jaulas espaciosas.

La alimentación será especialmente variada y rica, particularmente con las necesarias proteínas para las nuevas plumas, aunque se evitará el abuso de materias grasas que provocarían obesidad.

Con el fin de dar mayor brillo al plumaje, es aconsejable la administración de semillas aceitosas, como la de lino.

En este período se extremarán las precauciones para evitar las corrientes de aire y las bajas temperaturas.

A los canarios de color factor rojo se les dará los carotenoides necesarios para que exhiban el colorido de sus genes.

Determinación del sexo en los pichones

    El canario posee una apariencia igual en el macho y en la hembra, o sea que carecen de dimorfismo sexual.

No obstante, existen en ambos sexos unos pequeñísimos detalles discordantes, muy difíciles de apreciar si no se tiene gran práctica en este asunto,

En la juventud, las diferencias sexuales son menos ¡dentificables  todavía, por lo que respecto a su sexo solamente cabe formular conjeturas mis o menos acertadas.

Sin embargo, indicamos a continuación algunos de esos detalles nimios que pueden señalar algo respecto al sexo de:

1.     Los machos de las distintas variedades suelen tener el plumaje de color más- encendido y brillante, principalmente en las zonas de los omopiatos, barbilla, dorso y obispillo.

2.    Los que presentan manchas cromáticas oscuras, o sea los píos, tienen estas zonas de pigmentación más fuertemente teñidas en el sexo masculino.

3.    La cabeza de los machos suele ser mayor y más achatada que la de la hembra, y los ojos son mayores.

4.    Los machos saltan de una caña a otra con movimientos más violentos y vigorosos.

La prueba definitiva del sexo

    Entre los treinta y los cincuenta días de vida del canario, se produce un hecho que anula todas las conjeturas hechas hasta entonces, habiendo seguido las normas anteriores.  En ese período, únicamente los machos empiezan a emitir una serie de gorjeos cortos y sin melodiosidad, que constituyen un ensayo de lo que será su canto futuro.

Esto suprime todas las dudas acerca del sexo, aunque es necesario hacer dos salvedades:

Existen hembras que pueden emitir unos gorjeos como los del macho, lo que puede dar lugar a confusiones.  Aunque su canto es menos vigoroso y fuerte que el de los machos de la especie.

Algunos machos, por debilidad orgánica u otras causas imprecisas, se retrasan en los ensayos del canto, por lo que muchos son considerados como hembras, hasta que más adelante se comprueba el error cometido.

Pasado el período veraniego de la muda, ya en el otoño, el ensayo de los ejemplares machos se convierte en el verdadero canto tan apreciado del canario.

_________________

____________________________
Jorge Dominguez (el administrador)
Especie que crió: híbridos
"Lo que sabemos es una gota lo que ignoramos el océano."
avatar
Soycanaricultor
Admin

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 45
Localización : Neuquen Capital

http://soycanaricultor.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.